Un parche en el ojo.

Un parche en el ojo es lo que se va a tener que poner Esther Quintana después de asistir a una manifestación.

Su caso es uno más que prueba la deriva cada día más agresiva de los antidisturbios y la cada vez menos paciencia de los políticos que los dirigen ante el aumento del número de manifestaciones y de personas en ellas. Está mujer no solo ha sido mutilada, si no que está siendo humillada permanentemente y con ella todos nosotros, o al menos yo.

Posiblemente ella llevará parche en el ojo por su mutilación pero hay otros que lo llevan moralmente.

Llevan parche en el Ojo.

  • Los distintos gobiernos por no prohibir estas armas, por no perseguir estas acciones, por no obligar a estos antidisturbios a llevar su identificación y por no castigar estos excesos con indultos.
  • Los antidisturbios que se extralimitan y cometen estos delitos contra sus propios conciudadanos.
  • Los jueces que no investigan y no fuerzan a la policía a realizar bien su trabajo, que no castigan al estado por todas las acciones fuera de la ley que realizan y por no proteger a los ciudadanos.

Y yo también lo llevo pero en solidaridad con Esther Quintana.

2012-12-03-001021

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s